Entrega de IV Premios Ada Lovelace

Lugar

Escuela Politécnica Superior de Jaén

 

                                                                         

 

El Centro de Estudios Avanzados en Tecnologías de la Información y la Comunicación (CEATIC) de la Universidad de Jaén ha hecho entrega de los IV Premios Ada Lovelace, dirigidos a estudiantes universitarios en tres modalidades diferentes: ‘Mejor trabajo fin de estudios’, ‘Mejor aplicación software o hardware’ y ‘Mejor trabajo de iniciación a la investigación’.

En la modalidad al ‘Mejor trabajo de fin de grado, fin de máster o proyecto fin de carrer’, el ganador fue Iván Escobar Sánchez, por su trabajo titulado ‘Reconocimiento de emociones utilizando el EEG Emotiv Epoc. En esta modalidad quedaron finalistas Antonio Martínez Colón, por su trabajo titulado ‘Procesado audio-visual para implementación de un mecanismo atencional’ y Flor Miriam Plaza del Arco, por su trabajo titulado ‘Análisis computacional de emociones en las redes sociales’. En la modalidad a la ‘Mejor aplicación software o hardware’, el ganador fue Adrián Luque Luque, por su trabajo titulado ‘Guía de personas invidentes mediante construcción de mapas sónicos del entorno’, quedando finalista Manuel Navas Damas, por su trabajo titulado ‘Diseño, construcción e implementación de un prototipo de producto IoT’. Por último, en la modalidad al ‘Mejor trabajo de iniciación a la investigación’, el ganador fue Ángel Miguel García Vico, por su trabajo titulado ‘Modelos descriptivos basados en aprendizaje supervisado para el tratamiento de grandes volúmenes de datos y flujos continuos de datos’.

El acto contó con las intervenciones de la Vicerrectora de Tecnologías de la Información y la Comunicación y Universidad Digital, María José del Jesus, así como del Director del CEATIC, Luis Alfonso Ureña, además de la conferencia del investigador de la Universidad de Sevilla, José Francisco Quesada Moreno, que trató el tema ‘Hablar con una máquina: entre la ciencia, la ficción, la comedia y el terror’.

En su intervención, Luis Alfonso Ureña explicó que con esta convocatoria de premios se pretende, por un lado, animar al alumnado universitario a presentar sus trabajos y difundirlos, “creando un evento participativo que estimule la creatividad”. Por otro lado, evaluar las capacidades de los estudiantes y premiar a aquellos que destacan por la labor realizada. “Pretendemos incentivar el trabajo y el esfuerzo en el desarrollo de trabajos de formación y evaluación, promoviendo objetivos extracurriculares y una ética de exigencia profesional, dando difusión a los trabajos realizados por nuestros estudiantes a la comunidad universitaria y en general a la sociedad. Asimismo, queremos fomentar el emprendimiento a través de este tipo de premios y que el CEATIC sea el motor e impulsor que induzca este tipo de iniciativas”, declaró.

Estos premios llevan el nombre ‘Ada Lovelace’, aristócrata y matemática británica que a mediados del siglo XIX escribió una secuencia considerada el primer programa para un ordenador de la historia. Por este motivo, es reconocida como la primera programadora de la historia y madre de los lenguajes de programación.

Autor

Gabinete de Comunicación UJA (F.R.R.)